jueves, 18 de diciembre de 2014

La Jornada: Firmará SME contratos con agremiados que resistieron durante cinco años

La Jornada: Firmará SME contratos con agremiados que resistieron durante cinco años

Foto

Pensaron que era posible acabar con el SME, pero estamos cumpliendo 100 años de lucha, de vida y de victoria gracias a todos que no se rindieron, dijo Humberto Montes de OcaFoto Francisco Olvera

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Jueves 18 de diciembre de 2014, p. 45

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) firmará en los próximos meses los primeros contratos colectivos de trabajo para los miles de agremiados que se mantuvieron en resistencia durante los pasados cinco años, se informó ayer durante la asamblea de conmemoración de los 100 años de esta organización.

En el acto, al que asistieron miles de electricistas en resistencia, jubilados y usuarios de la energía eléctrica, y en el que estuvieron presentes dirigentes de organizaciones sindicales mundiales y decenas de gremios nacionales, se anunció que se cumplirá con la demanda de reinserción laboral para los trabajadores que no se liquidaron, los cuales serán incorporados en empresas del sector eléctrico, con las que se firmarán los contratos colectivos.

En un foro colmado por la resistencia, el secretario general del SME, Martín Esparza, hizo un recuento de las luchas de la organización durante un siglo; tanto las libradas para defender la soberanía energética como las emprendidas para defender la existencia misma del sindicato. También hizo una radiografía de la situación por la que pasa el país y comentó que sólo con un cambio de política económica, política y social se va a enderezar el rumbo de México.

En la asamblea tomó el micrófono George Manrico, por la Federación Sindical Mundial, quien dijo que las centrales internacionales obreras seguirán luchando al lado del SME y que las acciones de resistencia que han llevado a cabo los esmeítas para defender el gremio llaman a unir fuerzas en un gran frente internacional obrero.

Mandó un saludo a la asamblea Pablo González Casanova, en tanto que el secretario general de la sección 18 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Juan José Ortega Madrigal y el dirigente de la Alianza de Tranviarios, Benito Bahena,señalaron que el gobierno actual en manos del presidente Enrique Peña Nieto está en decadencia y se ha dedicado a entregar la soberanía nacional

Hugo Andrade, dirigente del Encuentro Sindical Nuestra América, planteó que las organizaciones obreras de la región se tienen que unificar en luchas por los menos favorecidos, ya que América Latina es la zona más desigual del mundo.

Participaron de la asamblea dirigentes del Sindicato de Trabajadores de Transporte de Pasajeros del Distrito Federal, de la organización no gubernamental canadiense Derecho a la Energía SOS Futuro; la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros; la Confederación de Trabajadores Democráticos, entre muchos otros sin que faltaran los saludos de la Central de Trabajadores de Cuba, la Plenaria Intersindical de Trabajadores de Uruguay, la Central de Trabajadores de Argentina, la Coordinadora de plataforma de lucha de los trabajadores de Venezuela, entre otras más.

Serán recontratados más de 15 mil trabajadores del SME. Con Ciro Gómez Leyva

Serán recontratados más de 15 mil trabajadores del SME. Con Ciro Gómez Leyva

18 de Diciembre, 2014

    

Segob ofreció ayer a la dirigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas crear una empresa de generación eléctrica que permita la contratación de más de 15 mil ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro, cuya extinción fue decretada en octubre de 2009.

  • Nota

Foto: Twitter

La Secretaría de Gobernación (Segob) ofreció ayer a la dirigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) crear una empresa de generación eléctrica que permita la contratación de más de 15 mil ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro, cuya extinción fue decretada en octubre de 2009, se informó en el espacio de "Ciro Gómez Leyva".

Este grupo de electricistas se negó a cobrar su liquidación tras la desaparición de la compañía y, desde entonces, demandaban su reinstalación.

De acuerdo con el diario Reforma, "el documento plantea la creación de una empresa de generación eléctrica con las plantas que tenía Luz y Fuerza del Centro (LFC) y viene también la entrega de las fábricas y talleres para crear una cooperativa", explicó el líder del SME, Martín Esparza, sobre el escrito que les dio la dependencia federal.

"Y en esta cooperativa se establecen también algunas otras actividades que podamos desarrollar como sindicato, a partir de nuestro registro nacional de industria. Es un esquema que podemos decir que resuelve la reinserción laboral de todos los trabajadores que no se liquidaron", dijo.

Esparza consideró que la propuesta gubernamental proyecta que la reinserción laboral de los más de 15 mil ex trabajadores de LyFC quedará terminada en el primer trimestre del 2015.

lmm

miércoles, 17 de diciembre de 2014

La Jornada: Los tiempos son difíciles y desafiantes como hace un siglo, dice SME al cumplir 100 años

La Jornada: Los tiempos son difíciles y desafiantes como hace un siglo, dice SME al cumplir 100 años

Foto

El Sindicato Mexicano de Electricistas festejó ayer su aniversario 100 con un festival cultural y un foro político. En la imagen, marcha de los agremiados a la Secretaría de Gobernación, en octubre pasadoFoto Jesús Villaseca

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Lunes 15 de diciembre de 2014, p. 16

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) cumplió ayer 100 años. En un pronunciamiento de celebración, sostuvo que hoy, como hace un siglo, los tiempos son difíciles y desafiantes para los ciudadanos. Los neoliberales en el poder han despojado al pueblo prácticamente de todo derecho a una vida digna, consumando la entrega de la soberanía y los recursos naturales a los intereses del gran capital internacional.

Para el SME, las circunstancias económicas y políticas de México son muy semejantes a las de hace 100 años, sólo que la dictadura perfecta ahora es sangrienta, ya que decenas de miles de muertos y desaparecidos acompañan el dolor de los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

Además se ha suprimido en la práctica el libre ejercicio de las libertades democráticas. Sin embargo, a un costado de la sanguinaria contrarrevolución neoliberal se asoma un personaje de historia heroica que se creía muerto: el pueblo de México que se rebela, indicó la organización.

En el pronunciamiento, que fue dado a conocer por el secretario general del gremio, Martín Esparza, recordó todas las batallas que ha librado esta organización durante un siglo y apuntó que en todos estos años los smeítas han aprendido que la resistencia es un acto multilateral de construcciones para acumular fuerzas, que la victoria en su nueva lucha vendrá si cuentan con el respaldo del pueblo y que es necesario fortalecer la alianza estratégica con los consumidores de la electricidad construyendo juntos la asamblea nacional de usuarios de la energía.

En la apertura de los actos de celebración, Esparza aseguró que el SME está a unos pasos del alcanzar el objetivo estratégico de esta etapa de la lucha: evitar la disolución forzada de su sindicato, pues está por firmar el primer contrato colectivo de trabajo de la organización gremial en esta nueva época de refundación, que preservará su registro como Sindicato Nacional de Industria.

La perspectiva de futuro para los trabajadores es lograr la reinstalación de los smeítas en resistencia en las plantas de generación eléctrica, las fábricas y talleres, y se alcanzarán con la lucha de miles de trabajadores y trabajadoras que han hecho historia reivindicando la memoria de los fundadores del gremio.

En estos tiempos de dolor y rabia, llamamos a todos los movilizados por la presentación con vida de los estudiantes desaparecidos a no rendirse, a no perder la batalla contra el capital y sus medios de comunicación; los llamamos a defender sus tierras, sus organizaciones independientes y libertades democráticas, planteó el dirigente.

En el sindicato se llevaron a cabo un festival cultural artístico y un foro político, en el que se develó una placa conmemorativa por los 100 años del SME.

Durante la celebración se presentó un video y una obra de teatro. Asimismo, se dio a conocer la plataforma web del sindicato; hubo actos de danza, espectáculos de cabaret, música y sátira; así como una disertación sobre el siglo del SME por el escritor Paco Ingnacio Taibo II.


martes, 16 de diciembre de 2014

El regreso del SME | Proceso

El regreso del SME | Proceso
MÉXICO, D.F. (apro).- El pasado 14 de diciembre, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) cumplió 100 años de existencia, y está a punto de iniciar una nueva etapa: negocian con la Secretaría de Gobernación la posibilidad de operar las 34 plantas de generación de electricidad que tenía la extinta Luz y Fuerza del Centro (LyFC), incluidas sus fábricas y talleres.

En entrevista con Apro, Martín Esparza, secretario general del SME, hace un recuento de la lucha que han mantenido desde el 11 de octubre de 2009, cuando el gobierno de Felipe Calderón decretó la extinción de LyFC a la fecha.

"Creo que lo hemos logrado. Contamos con una toma de nota de los 26 miembros del Comité Central y Comisiones Autónomas, fue entregada el 2 de octubre de este año. Logramos que en este proceso de la lucha liberaran a 12 compañeros que teníamos en la cárcel.

"Avanzamos en el reconocimiento de la antigüedad de 996 trabajadores que tenían 23 o más años para obtener su pensión vitalicia y hoy estamos en la mesa de negociación con Gobernación para alcanzar un acuerdo que permita reinsertar laboralmente a los trabajadores", apuntó.

Esparza comenta que la generación de energía eléctrica dejó der ser una función estratégica con la aprobación de la reforma y de sus leyes secundarias, igual que la distribución y la comercialización.

El gobierno, dice, creó un organismo a través del Centro Nacional de Control de Energía para la Red Nacional de Transmisión y los trabajadores serían empleados de confianza sin derecho a prestaciones laborales.

Esa es, subraya, la nueva cultura laboral de este país.

Y ante ese escenario, prosigue, creemos que podemos alcanzar una negociación parcial.

–¿En qué consiste esa negociación?, se le pregunta.

–Tiene que ver con una combinación de empresas público-privadas. Capital social que es del SME. Decimos que las 34 plantas de generación de Luz y Fuerza podemos recuperarlas mediante una empresa de generación eléctrica, que pueda ser operada por los trabajadores.

Martín Esparza recuerda que 15 mil electricistas no aceptaron la liquidación y se mantienen en lucha después de cinco años.

"Todas las fábricas y talleres son áreas de oportunidades para abastecer el mercado nacional e internacional de productos y servicios. En este esquema que nos plantean (las autoridades) de una cooperativa se puedan incorporar actividades como la distribución, transmisión y comercialización. Si bien se van las van a concesionar a empresas privadas, podemos pujar por una concesión a partir de que tenemos un Registro Nacional de Industria", dice.

Con ello, sostiene, el SME puede firmar con estas empresas contratos colectivos de trabajo en cualquier parte del país y con cualquier empresa del ramo. En este caso, compartió el nombre del europeo Consorcio Fénix, como una de las empresas con las que podrían llegar a un acuerdo.

El dirigente del SME confió en que antes de su asamblea por su primer centenario de vida puedan concretar la constitución de un esquema de empresa de generación eléctrica, incluida Necaxa, y con cooperativas en fábricas y talleres.

A la distancia, Esparza tiene claro que, con la extinción de LyFC, el gobierno "buscó acabar con las conquistas históricas de los trabajadores.

Es más, asegura que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no ha sabido manejar a la extinta compañía, en parte por las corruptelas. Puso como ejemplo la zona centro del Distrito Federal, donde invirtieron mil 200 millones de pesos para cambiar la red eléctrica, pero aclara que es disfuncional.

"Tenían presupuestada una inversión de 300 millones de pesos en la red subterránea del Centro Histórico, pero tuvieron que invertirle mil 200 millones".

Sobre lo que viene, el líder sindical cuenta que la Secretaría de Gobernación les presentó un esquema que evaluaron con la asamblea general y esperan próximas reuniones para alcanzar acuerdos concretos. La siguiente asamblea es el próximo miércoles 17

La extinción

El 11 de octubre de 2009 el entonces presidente Felipe Calderón decretó la extinción de LyFC. El procedimiento no fue el adecuado: debió iniciarse con una mesa de negociación entre el gobierno y el sindicato sobre la decisión de liquidar; luego, terminar las relaciones laborales y comenzar el proceso de liquidación. Posteriormente, publicar el decreto y, en caso de que los trabajadores no estuvieran de acuerdo, resguardar las instalaciones.

Pero se hizo todo en orden inverso: en primer lugar, la policía intervino las instalaciones; luego, el gobierno publicó el decreto de extinción y comenzó a liquidar a los sindicalizados y a negociar con el SME, y, finalmente, dio por terminada la relación laboral con éste.

Por eso, el sindicato comenzó a desplegar acciones de resistencia, a las que se sumaron decenas de organizaciones, como la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), el Frente Sindical Mexicano, el PRD, campesinos, maestros, estudiantes y obreros.

El origen del conflicto

Detrás del embate del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa contra el grupo sindical representado por Martín Esparza Flores –a quien el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, negó la toma de nota como secretario general del SME en 2009– estuvo la disputa por la concesión de la red de mil 100 kilómetros de fibra óptica, propiedad de Luz y Fuerza del Centro (LFC), para instalar operar y explotar un sistema de telecomunicaciones.

El plan se fraguó en julio de 1999: La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dirigida entonces por Carlos Ruiz Sacristán, otorgó a la empresa WL Comunicaciones, S.A. de C.V., la concesión mediante el acuerdo P/161299/0673.

En mayo del año siguiente se formalizó el título que garantizaba a esta compañía de origen español –cuyos socios mayoritarios son los exsecretarios de Energía, Fernando Canales Clariond y Ernesto Martens– la posibilidad de operar la red por un plazo de 30 años, susceptible de ampliación.

Desde el 2000, el convenio ha sufrido modificaciones y se aplazó en tres ocasiones: 2003, 2005 y 2007. Finalmente, el 16 de mayo de 2008 comenzaron los trabajos para la instalación de la red, pero el SME lo impidió.

El 30 de junio de 2009 el entonces director de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), Jorge Gutiérrez Vera, y Esparza, en su carácter de secretario general del SME, solicitaron a la SCT un título de concesión para operar la red de fibra óptica y ofrecer servicios de voz, audio y datos –el llamado Triple Play– para entrar de lleno en el negocio de las telecomunicaciones. Presentaron un estudio elaborado por el despacho De la Huerta y Weihouse, en el que se demuestra que LyFC cuenta con capacidad para operar la red.

El documento proponía un plan de negocios para ofrecer el servicio Power Line Communications (PLC) que posibilita la transmisión de voz y datos a través de cualquier línea eléctrica doméstica o de baja tensión. Esta tecnología se basa en un módem conectado a cualquier enchufe que permite, por ejemplo, el acceso a internet de alta velocidad.

En ese entonces, Esparza comentó que la utilización de este sistema con la infraestructura de LyFC abarataría el costo de esos servicios, con lo que LyFC y el SME se convertirían en una competencia real para Telmex o Cablevisión.

Sin embargo, afirmó, esta iniciativa provocó la molestia de Canales Clariond y de Martens; del exprocurador panista, Antonio Lozano Gracia; del exsecretario de Enlace de la Secretaría de Gobernación, Armando Salinas Torre, y de Salvador Canales, quienes exigen al gobierno que cumpla con el convenio validado por la SCT en 2000, para lo cual contrataron al bufete jurídico Fernández de Cevallos y Alba, S.C. (Proceso 1719).

El saldo de la extinción

Martín Esparza afirma que en los últimos cinco años muchos de los trabajadores liquidados han sufrido una merma en su calidad de vida y la de sus familias, unos porque han tenido que laborar en el sector informal y otros porque han enfermado. También tienen registros de extrabajadores con depresión y seis suicidios.

"A partir de que te quitan el único patrimonio que tienes, que es tu trabajo, con un nivel de vida que te permitía si no vivir holgadamente, sí con estabilidad", dice.

Incluso cuenta que tras la extinción los trabajadores fueron "boletinados". Cuando buscaban emplearse en otra empresa y ésta veía que se trataba de un extrabajador de LyFC lo descartaban.

"Ha sido una lucha de más de cinco años muy difícil. No enfrentamos a una empresa, sino a un gobierno. A un gobierno que no obedece a los intereses de los trabajadores ni de los mexicanos, que está obsesionado con acabar con los derechos humanos fundamentales de los electricistas, mineros, pilotos y sobrecargos de Mexicana, de todo mundo".

En la actualidad, dice, todos los mexicanos tenemos al mismo enemigo: Una clase política gobernante que no tiene cultura y que obedece a los intereses de las multinacionales. Un escenario similar al de hace cien años, cuando nació el SME.

lunes, 15 de diciembre de 2014

“100 años de orgullo y dignidad”

El orgullo y la dignidad de los SMEitas se mostraba en las caras de los asistentes quienes desde muy temprana hora acudieron el pasado 14 de diciembre al mitin que el comité central del Sindicato Mexicano de Electricistas inicio desde la terraza de insurgentes 98.

El Secretario del Exterior, José Humberto Montes de Oca Luna, dio lectura al manifiesto de "100 años. La Reivindicación de la Memoria" en donde se hace un recuento de las vicisitudes que atravesaron los padres fundadores por el reconocimiento de sus derechos laborales, la mejora de las condiciones en las que se realizaban las labores y los pagos percibidos por los electricistas de antaño.

En el mismo orden de ideas Martín Esparza Flores, Secretario General, hablo de la importancia de la actual generación de electricistas pues llevan a cuestas la responsabilidad de mantener con vida al SME. Durante su intervención explico que la negociación con gobernación sigue en marcha y que en los próximos días el comité central estaría presentando un proyecto de Contrato Colectivo de Trabajo en el cual se asegura una solución para quienes optaron por mantenerse en Resistencia. Además de que los trabajos no estarían limitados a la zona de atención en la que actualmente se ubica a los trabajadores del SME.

La Universidad Obrera, la Alianza de Tranviarios, la Unión de Trabajadores y Profesionistas Petroleros y Agua para Todos Agua para la Vida, hicieron uso de la voz para manifestar su solidaridad y respaldo para con la organización centenaria.

Fraternalmente 
"Por el Derecho y la Justicia del Trabajador"

SME1914