miércoles, 23 de abril de 2014

Todos Somos Once de Octubre

 Algunas personas han preguntado -¿Que pasó, ya ganaron? o ¿ya les ganaron?.  Estas son preguntas simples para un asunto complejo. Para la gente común y corriente “ganar y perder”; “blanco y negro”, “si y no”, son términos comunes y son útiles en toda ocasión, no hay puntos medios o no entienden las cosas de otra manera. 

A nuestro parecer no nos han vencido, independientemente de que se ha salido con la suya con respecto a la extinción de Luz y Fuerza del Centro, la verdadera intención del gobierno calderonista era: Acabar con el Sindicato Mexicano de Electricistas; simplemente, no lo logró. 

El Sindicato Mexicano de Electricistas sigue mas vivo que nunca -Y no es un eslogan-. El gobierno tuvo que torcer la ley tanto, que mandó a los ministros de la corte a que metieran las togas hasta las mangas dentro del lodo -por decirlo de alguna manera-.

La Resistencia del SME tiene una gran cantidad de elementos intrínsecos que la forman, que la conforman. No se puede decir que la Resistencia tiene una sola definición; mas aún, no se ha a terminado de construir. La lucha de Resistencia esta íntimamente ligada la Construcción del movimiento político, social y económico que se tiene que dar en nuestro país, que nos permita restablecer nuestras garantías individuales -independientemente de que la Constitución ha sido pisoteada e inutilizada por las últimas reformas-, buscar preservar nuestros derechos adquiridos y mantenernos como una organización gremial democrática e independiente, que le permita representar a sus trabajadores ante un patrón. Es así que ésta forma de lucha que se ha reinventado día con día, no tiene un manual o una formula, pero es única y esperamos, que cree las condiciones para convertirse en modelo a seguir. 

Nos enfrentamos a la oligarquía a sabiendas de lo que esto implicaba, y de las disparidades -arbitrariedades- que se le permiten, al que tiene “todo el poder”, porque el “Poder" juega con todo. Juega utilizando todos los recursos económicos que están a su disposición, el Ejercito, la Marina, las Policías,  las Secretarias de Estado, las televisoras, la Presa, la Radio y a los agentes independientes que pertenecen -pertenecieron- a la organización: Caso Alejandro Muñoz y Jorge Sanchez. Por eso debemos tener mucho cuidado con los falsos profetas, que solo ven por ellos, cuando hoy, el asunto principal se llama “Unidad”.

Los que estamos en la Resistencia, sabemos que las cosas no son simples y que los conceptos de triunfo han adquirido su justo significado. 

Desde nuestro punto de vista, el triunfo del SME no será el regreso al trabajo, mucho menos será la pensión de los compañeros que están a punto de culminar este proceso. 

El triunfo del SME se dio desde el primer momento que cada uno de los que estamos en Resistencia, decidimos no liquidarnos. 

El triunfo del SME se dio desde que un jubilado decidió quedarse del lado del sindicato y no de los traidores que hasta el día de hoy, atacan buscando crear una fisura por donde incidir. 

El triunfo del SME se dio desde aquel día en que un esposo, una esposa, un hijo, una hija o nuestros padres decidieron dar la batalla junto con nosotros dentro de la Resistencia. 

El triunfo del SME se dio desde el día que decidimos dejar de lado nuestro emblema de grupo político, para desde la única insignia de “Todos Somos Once de Octubre” quedamos hermanados en esta lucha, sin la posibilidad de crear aristas de división. 



Hoy, la Comisión de Trabajo de Operación Subestaciones se declara por conservar la Unidad e identidad que nos da el Grupo “Once de Octubre”, conscientes de la necesidad de participar juntos, con un solo rumbo, con la incuestionable dirección de nuestro Secretario General, Martín Esparza Flores.



Siendo así, los invitamos a participar de la reunión del día miércoles 23 de abril a las 17:00 horas en el Salón de los Ferrocarrileros, ubicado en la calle Ponciano Arriaga, a un costado del monumento a la Revolución y de las que se den mas adelante. 





FRATERNALMENTE

“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”



Comisión de Trabajo de Operación Subestaciones






Todos Somos Once de Octubre

martes, 22 de abril de 2014

La Jornada: El SME y la electricidad en la hora cero

José Antonio Almazán González 
 
 
La historia se remonta a 1992 y la firma del Tratado de Libre
Comercio de América del Norte, en cuyo marco Salinas de Gortari promovió
una contrarreforma a la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica,
avalada por la dirigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME)
de aquel entonces. Los cambios a la ley eléctrica, particularmente a su
artículo 3, permitieron la inversión de capital privado en la
generación, pese a violentar la exclusividad de la nación en la
prestación del servicio público eléctrico, tal y como lo establecía el
viejo párrafo sexto del artículo 27 constitucional, hecho añicos en
diciembre de 2013.



Con aquella reforma privatizadora y mediante la figura de productor
independiente de energía, el capital privado creció vertiginosamente;
más aún cuando con la firma de la Alianza para la Seguridad y
Prosperidad de América del Norte (ASPAN) en 2005, el petróleo y la
electricidad fueron ubicados dentro del llamado perímetro de seguridad de Estados Unidos, como parte de su infraestructura crítica.



Veintiún años después el nefasto saldo de la privatización eléctrica
es el siguiente: 1) Al 31 de diciembre de 2013, conforme a datos de la
Comisión Reguladora de Energía, existen 726 permisos privados vigentes
(461 en autoabastecimiento, 93 en cogeneración, 40 en importación, 60 en
pequeña producción, 29 en producción independiente, siete en
exportación y 36 en usos propios). 2) Con una inversión de 43 mil 189.1
millones de dólares, en lo fundamental a través de permisos de productor
independiente de energía y autoabastecimiento, el capital privado es
propietario de 33 mil 933.6 megavatios, equivalentes a 59.5 por ciento
de la capacidad de generación de la Comisión Federal de Electricidad
(CFE). 3) Con una generación total autorizada de 206 mil 334.9
gigavatios el capital privado controla 78 por ciento de la generación
total destinada al servicio público en México. 4) Existe ya una clara
tendencia de concentración monopólica del mercado eléctrico nacional por
la vía de los productores independientes de energía, quienes mediante
29 permisos son dueños de 25 por ciento de la capacidad de generación
nacional y 31 por ciento de la generación total. 5) Este control avanza
rápidamente hacia un oligopolio privado, basado en plantas de generación
de ciclo combinado movidas por gas natural, cuyo precio internacional
está indexado a la energía eléctrica vendida a la CFE. 6) Mediante
contratos de compraventa de energía eléctrica a CFE, el capital privado
tiene aseguradas ganancias para los próximos 25 años por un monto de 1.6
billones de pesos.



En la otra cara de la moneda privatizadora, las consecuencias las ha
pagado la nación y el pueblo de México: A) Tenemos las tarifas
eléctricas más caras del mundo, conforme lo registra la Agencia
Internacional de Energía en su revista especializada Energy Prices and Taxes. B)
La tarifa eléctrica doméstica en México es 79 por ciento más cara
respecto de Canadá y 23 por ciento más cara en relación con Estados
Unidos. La tarifa industrial en México es 180 por ciento más cara
comparada con Canadá y 156 por ciento más cara respecto de Estados
Unidos. C) De diciembre de 2001 a marzo de 2014, la tarifa doméstica en
la región central del país se incrementó 135.5 por ciento, afectando el
bolsillo de más de 33 millones de hogares mexicanos, mientras el salario
mínimo sólo se incrementó 59.5 por ciento y la inflación creció 74 por
ciento. D) Como parte del proyecto privatizador extinguieron a Luz y
Fuerza del Centro y colocaron a CFE en quiebra técnica con pérdidas
crecientes en sus resultados de explotación por un monto de 137 mil 112
millones de pesos en los últimos 12 años, como resultado de los elevados
precios de compra de energía a las empresas eléctricas privadas. E) El
servicio público de energía eléctrica además de caro es muy deficiente,
como lo califica el Global Report Competitiviness, ubicando a México en
el número 81 de una lista de 148 países en cuanto a la calidad del
servicio eléctrico, medido en fallas e interrupciones en el servicio
eléctrico.






Lo conocido de las iniciativas privatizadoras en materia
eléctrica confirma y agrava lo aprobado ya en la contrarreforma
constitucional. Una CFE para los pobres, de la mayoría de los mexicanos,
y una CFE para las trasnacionales, quienes en pocos años impondrán un
modelo de oligopolio privado. Pese a la demagogia oficial el precio de
las tarifas eléctricas seguirá al alza, en virtud de una planta de
generación dominada por el capital privado y basada en plantas de ciclo
combinado movidas por gas natural. Lo peor es una soberanía energética
sometida a los designios del perímetro de seguridad de la ASPAN,
cancelando con ello cualquier proyecto de desarrollo independiente.



El plazo está por vencer. Sin embargo, a los vendepatrias el engrudo
privatizador se les está haciendo bolas y sus desacuerdos y corruptelas
compartidas, como en Oceanografía, parecen empujar hacia un periodo
extraordinario en el Congreso de la Unión. Paradójicamente, lo negado al
SME cuando todavía existía la exclusividad nacional en la prestación
del servicio público de energía eléctrica hoy resulta inevitable bajo
condiciones privatizadoras: recuperar sus trabajos. Cuenta con mano de
obra calificada y un registro sindical conquistado en 1933, el cual lo
reconoce como sindicato nacional de industria. En la hora de las
definiciones el SME honrará, como lo ha hecho, su pasado nacionalista y
patriótico y continuará luchando por la renacionalización de la
industria eléctrica.






La Jornada: El SME y la electricidad en la hora cero

lunes, 21 de abril de 2014

Se incumple el primer paso de la Reforma Energética

Se incumple el primer paso de la Reforma Energética
Distrito Federal– Llegó el Sábado de Gloria, pero no la legislación secundaria de la Reforma Energética que, en el calendario oficial dispuesto por el Congreso, marca el 19 de abril como el plazo para aprobar las leyes reglamentarias de la que para muchos es el cambio más ambicioso propuesto por el Presidente Enrique Peña Nieto en su primer año y cinco meses de sexenio. Pero si los legisladores no tienen prisa –por estos días siguen de vacaciones–, en Los Pinos tampoco muestran urgencia.

A la fecha no ha remitido a la Cámara Alta ni a la Cámara Baja la iniciativa de Ley Secundaria de la Reforma Energética, por lo que la prisa que mostraron los priístas y el Jefe del Ejecutivo federal para aprobar esa reforma –que en el papel cambiará por completo las formas de operar de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE)– no se corresponde ahora con la lentitud y serenidad que muestran los actores políticos involucrados.

El pasado 10 de abril, los diputados terminaron una última sesión, antes de tomarse 11 días de vacaciones, por la Semana Santa, y regresarán a San Lázaro hasta el próximo martes 22 de abril. En el inter, el Partido Acción Nacional (PAN) puso una condición: aprobar en su totalidad las leyes secundarias de la Reforma de Telecomunicaciones y luego las de la Energética, y esa negociación se mantiene en la mesa sin que hasta ahora se tenga claridad de qué rumbo tomará.

De hecho, en el inter, surgió incluso un grupo, el Frente por la Comunicación Democrática, liderado por el Senador panista Javier Corral Jurado; el líder moral del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, y el poeta y activista Javier Sicilia Zardain, para combatir las leyes secundarias en telecomunicaciones y radiodifusión que propone Peña Nieto, lo que sin duda pondrá nuevas piedras en el camino para discutir, afinar y aprobar las 14 nuevas reglas sobre las que se moverá en los próximos años el sector energético mexicano.

El próximo 26 de abril, este frente medirá qué tanto poder de convocatoria tiene en la ciudadanía, particularmente la de la capital del país, tras convocar a una cadena humana que pretende abarcar de Los Pinos a las instalaciones de Televisa, en la avenida Chapultepec.

En este contexto, la izquierda continúa haciendo esfuerzos, desde diversos frentes y por separado, para frenar los siguientes pasos de la Reforma Energética y colocar el tema de la Consulta Popular como una condición básica.

El Partido de la Revolución Democrática, que dirige Jesús Zambrano Grijalva, y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), de Andrés Manuel López Obrador, insisten en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no rechazó que se haga una Consulta Popular sino sólo no se pronunció sobre el asunto, por lo que esa demanda y el proceso para lograr su aprobación sigue en marcha.

El caso es que el marco jurídico para la Reforma Energética, la más ambiciosa de la actual administración federal, ya incumplió su primera meta y el contexto político hace prever que se alargará aún más.

Esto no hará sino retrasar las inversiones previstas y presumidas incluso a nivel internacional por el propio Presidente Enrique Peña Nieto, pues los inversionistas están a la espera de conocer esa legislación para decidir si entran o no a ese mercado.

El retraso, además, impactará negativamente a la economía, ya de por sí alicaída ante la falta de gasto e inversión pública, la debilidad en la promoción del empleo, el bajo consumo, etcétera.

Para colmo y como se percibe el panorama, si los legisladores envían la discusión de las leyes secundarias de la Reforma Energética hasta un nuevo periodo ordinario (que es el que abarca de septiembre a diciembre) el ambiente político, debido a la cercanía de las elecciones intermedias de 2015, contaminaría aún más este tema.

Ya se incumplió el primer paso, pero frente a las negociaciones políticas las nuevas reglas para el sector energético mexicano no tendrán un camino sencillo… y entre más tarden en llegar, mayor será la incertidumbre sobre el supuesto éxito del gobierno federal para lograr cambiar a México.

sábado, 12 de abril de 2014

No son machos, pero son muchos

Cuando niño, recuerdo alguna vez haber soltado una lagrima, una. Ante tal exhibición de emoción fui reprendido con la clásica frase -No llore, ¿pues que no es macho? Total, jamas volví a llorar en mi vida, me porte como macho. Al tiempo, estando de excursión por el Estado de Guerrero en una cascadas de las cuales no recuerdo el nombre, mis amigos pusieron el reto de saltar desde la parte alta, que a decir verdad no era tan alta, 12 metros; saltó el primero, saltó el segundo y al grito de -Avientate ¿que no eres macho? regresé por donde subí, reconfigurando mis parámetros de lo que significaba "ser macho”. Tiempo después, ya en la escuela preparatoria ante la incertidumbre del “quehacer” ante una chica que me gustaba, uno de mis amigos volvió a repetir la terrible frase que me dijeran ante las imponentes cascadas -Avientate ¿que no eres macho? Ahí, con dificultades y todo, tome el valor que no tuve al volar por los aires y le pedí que fuera mi novia; afortunadamente me dijo que no (la conozco ahora y la verdad se puso bastante diferente). Sin embargo, si tuve el valor. Tiempo después ante la perdida de la amada (otra amada), las palabras de aliento de los amigos eran -Agüantate como los machos. Al tiempo me encuentro que, según las mujeres, un macho es un mujeriego, un golpeador, un abusivo, un desobligado y mas cosas que ahora no recuerdo. Esto por supuesto me confundió con respecto a lo que yo sabía que era un macho. En este caso, yo prefiero mi concepto.  Luego entonces, lo contrario a un macho pues es un mamarracho, alguien sin valor, alguien sin palabra; el que se arrepiente y bueno, términos para definir al que no es macho hay muchos, pero ademas ya esta prohibido decirlo porque se sienten agraviados los homosexuales. los delicados. 

Los valores 

El Decreto de Extinción de LyFC nos movió el tapete a todos, fue un golpe terrible, nos puso a pensar y nos hizo poner en la balanza nuestros valores, un poco de sentido común por supuesto, mucho agradecimiento. El quehacer y como le voy a hacer nos invadió la mente, había que decidir y lo decidimos rápido: había que quedarse a luchar hasta vencer, a defender al sindicato.
De allí que, defender al SME, no es solamente un concepto de lucha que sirva como slogan o como grito de guerra. Defender al SME, es defender nuestros principios básicos, los principios de ética y de moral que nos formaron como hombres y como mujeres, esos que nos enseñaron nuestros padres y nuestros abuelos: el respeto, la humildad, la amistad, el perdón la justicia, el orden, la honradez y principalmente la solidaridad. Entender que el SME no son las paredes de que esta hecho el edificio, sino, la gente que conforma a nuestra organización; eso nos obliga a luchar por la familia, tambien por las mujeres, por los viejos, por los enfermos y por los débiles; compañeros que dejaron su vida en la empresa y que lucharon en el sindicato. Porque ¿Quien tiene mas derecho? El Comité… Los Jubilados… La resistencia? Ninguno tiene mas derecho que los otros, todos lo tenemos por igual. Así pues, todos nos debemos a la unidad.

Ni machos, ni valores

Y luego, y la verdad no se porqué, siempre salen a colación aquellos que decidieron tomar sus 20 denarios. Aquellos que se levantaron un día, vistieron sus mejores trapos, calzaron sus mejores chanclas y se dirigieron por su propio pie a estirar la mano y exclamar emocionados -A mi nomas diganme donde firmo!!!
Nadie los engañó. Se les advirtió a todos, se llevo a consenso y la decisión fue “Nadie se liquida”; pero de poco sirvió la advertencia, fueron “responsablemente” a cobrar su indemnización y su compensación. Nadie dijo -Mal rayo me parta!!! Acabo de renunciar a mi sindicato, y a la empresa, y a la lucha… Renuncié a la historia de mi familia, 2 o 3 generaciones de electricistas dejadas de lado. Pero viajaron, comieron, bebieron, estrenaron auto… Pero el dinero se acabó y hoy quieren mas. No acaban de entender que la primera vez les cambiaron antigüedad y dignidad por dinero. ¿Ahora que van a cambiar? si ya entregaron todo.
No critico que se hayan largado sin avisar como las chachas. No critico que hayan abandonado cobardemente la lucha de resistencia. No critico que hayan traicionado al sindicato. No critico que vergonzosamente hayan renunciado a sus principios. Critico su falta de moralidad y su avaricia. Critico su falta de madurez y de sentido común. Critico que se dejen engañar por alguien que los engaño una vez y traicionó al sindicato ¿Porque no habría de hacerlo otra vez?

El SME es, hoy en día, el último bastión de la lucha obrera y de la democracia nacional. El SME es hoy el camino que nos llevará a la recuperación del estado de derecho y a la reivindicación de la clase obrera y de la sociedad. El SME en las vísperas de su primer centenario tiene un corazón grande que late fuerte y que lo seguirá haciendo por mucho tiempo mientras haya un enemigo que vencer y una verdad que defender. 
Ante eso, la unidad dentro del SME es hoy, indispensable; la unidad dentro del SME nos llevará al triunfo. 
Porque unidos somos más. Todos en torno del Secretario General, del Comité Central y de las Comisiones Autonomas.

Que viva la unidad de los trabajadores!

Que viva la conciencia de clase!

Que viva la Resistencia!

Unidos. Hasta la victoria siempre! Venceremos!

FRATERNALMENTE
“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador” 
12 de abril de 2014

Ricardo Grostieta García
Representante Propietario
Operación Subestaciones
 
 

No son machos, pero son muchos.

Cuando niño, recuerdo alguna vez haber soltado una lagrima, una. Ante tal exhibición de emoción fui reprendido con la clásica frase -No llore, ¿pues que no es macho? Total, jamas volví a llorar en mi vida, me porte como macho. Al tiempo, estando de excursión por el Estado de Guerrero en una cascadas de las cuales no recuerdo el nombre, mis amigos pusieron el reto de saltar desde la parte alta, que a decir verdad no era tan alta, 12 metros; saltó el primero, saltó el segundo y al grito de -Avientate ¿que no eres macho? regresé por donde subí, reconfigurando mis parámetros de lo que significaba "ser macho”. Tiempo después, ya en la escuela preparatoria ante la incertidumbre del “quehacer” ante una chica que me gustaba, uno de mis amigos volvió a repetir la terrible frase que me dijeran ante las imponentes cascadas -Avientate ¿que no eres macho? Ahí, con dificultades y todo, tome el valor que no tuve al volar por los aires y le pedí que fuera mi novia; afortunadamente me dijo que no (la conozco ahora y la verdad se puso bastante diferente). Sin embargo, si tuve el valor. Tiempo después ante la perdida de la amada (otra amada), las palabras de aliento de los amigos eran -Agüantate como los machos. Al tiempo me encuentro que, según las mujeres, un macho es un mujeriego, un golpeador, un abusivo, un desobligado y mas cosas que ahora no recuerdo. Esto por supuesto me confundió con respecto a lo que yo sabía que era un macho. En este caso, yo prefiero mi concepto. Luego entonces, lo contrario a un macho pues es un mamarracho, alguien sin valor, alguien sin palabra; el que se arrepiente y bueno, términos para definir al que no es macho hay muchos, pero ademas ya esta prohibido decirlo porque se sienten agraviados los homosexuales. los delicados.

Los valores

El Decreto de Extinción de LyFC nos movió el tapete a todos, fue un golpe terrible, nos puso a pensar y nos hizo poner en la balanza nuestros valores, un poco de sentido común por supuesto, mucho agradecimiento. El quehacer y como le voy a hacer nos invadió la mente, había que decidir y lo decidimos rápido: había que quedarse a luchar hasta vencer, a defender al sindicato.
De allí que, defender al SME, no es solamente un concepto de lucha que sirva como slogan o como grito de guerra. Defender al SME, es defender nuestros principios básicos, los principios de ética y de moral que nos formaron como hombres y como mujeres, esos que nos enseñaron nuestros padres y nuestros abuelos: el respeto, la humildad, la amistad, el perdón la justicia, el orden, la honradez y principalmente la solidaridad. Entender que el SME no son las paredes de que esta hecho el edificio, sino, la gente que conforma a nuestra organización; eso nos obliga a luchar por la familia, tambien por las mujeres, por los viejos, por los enfermos y por los débiles; compañeros que dejaron su vida en la empresa y que lucharon en el sindicato. Porque ¿Quien tiene mas derecho? El Comité… Los Jubilados… La resistencia? Ninguno tiene mas derecho que los otros, todos lo tenemos por igual. Así pues, todos nos debemos a la unidad.

Ni machos, ni valores

Y luego, y la verdad no se porqué, siempre salen a colación aquellos que decidieron tomar sus 20 denarios. Aquellos que se levantaron un día, vistieron sus mejores trapos, calzaron sus mejores chanclas y se dirigieron por su propio pie a estirar la mano y exclamar emocionados -A mi nomas diganme donde firmo!!!
Nadie los engañó. Se les advirtió a todos, se llevo a consenso y la decisión fue “Nadie se liquida”; pero de poco sirvió la advertencia, fueron “responsablemente” a cobrar su indemnización y su compensación. Nadie dijo -Mal rayo me parta!!! Acabo de renunciar a mi sindicato, y a la empresa, y a la lucha… Renuncié a la historia de mi familia, 2 o 3 generaciones de electricistas dejadas de lado. Pero viajaron, comieron, bebieron, estrenaron auto… Pero el dinero se acabó y hoy quieren mas. No acaban de entender que la primera vez les cambiaron antigüedad y dignidad por dinero. ¿Ahora que van a cambiar? si ya entregaron todo.
No critico que se hayan largado sin avisar como las chachas. No critico que hayan abandonado cobardemente la lucha de resistencia. No critico que hayan traicionado al sindicato. No critico que vergonzosamente hayan renunciado a sus principios. Critico su falta de moralidad y su avaricia. Critico su falta de madurez y de sentido común. Critico que se dejen engañar por alguien que los engaño una vez y traicionó al sindicato ¿Porque no habría de hacerlo otra vez?

El SME es, hoy en día, el último bastión de la lucha obrera y de la democracia nacional. El SME es hoy el camino que nos llevará a la recuperación del estado de derecho y a la reivindicación de la clase obrera y de la sociedad. El SME en las vísperas de su primer centenario tiene un corazón grande que late fuerte y que lo seguirá haciendo por mucho tiempo mientras haya un enemigo que vencer y una verdad que defender.
Ante eso, la unidad dentro del SME es hoy, indispensable; la unidad dentro del SME nos llevará al triunfo.
Porque unidos somos más. Todos en torno del Secretario General, del Comité Central y de las Comisiones Autonomas.

Que viva la unidad de los trabajadores!

Que viva la conciencia de clase!

Que viva la Resistencia!

Unidos. Hasta la victoria siempre! Venceremos!

FRATERNALMENTE
“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”
12 de abril de 2014

Ricardo Grostieta García
Representante Propietario
Operación Subestaciones