jueves, 22 de junio de 2017

La Jornada: Advierte el SME que permanecerá su plantón indefinido en Bucareli

La Jornada: Advierte el SME que permanecerá su plantón indefinido en Bucareli

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Miércoles 21 de junio de 2017, p. 37

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) se mantendrá en plantón indefinido a las afueras de la Secretaría de Gobernación, hasta que se cumplan los acuerdos alcanzados con el gobierno federal, como son la entrega de los centros de trabajo faltantes de la extinta Luz y Fuerza del Centro (LFC) que formarán parte de su cooperativa de producción y servicios.

La Secretaría de Energía ha retrasado una y otra vez la entrega de los centros de trabajo de LFC que son indispensables para la reinserción laboral de los miles de electricistas que han sostenido por más de siete años una incansable lucha por su derecho al trabajo, indicó el gremio.

Expuso que, además, el gobierno está retrasando el pago pendiente de 50 por ciento de su compensación por antigüedad a 996 trabajadores que alcanzaron una pensión de renta vitalicia en 2014 por tener a la fecha del ilegal decreto de extinción de la empresa, más de 23 años cumplidos de servicio. Tampoco se han pagado otras prestaciones convenidas con el gobierno federal.

Al respecto, Humberto Montes de Oca, secretario del exterior del SME, planteó que otro de los acuerdos para la solución del conflicto es el referente a la construcción de una planta de ciclo combinado hasta de mil 700 megavatios, en lo que antes fue la Planta de Generación Termoeléctrica Jorge Luque de LFC.

A la fecha no se ha hecho entrega de los predios necesarios para la construcción de dicha planta, ni se ha firmado el contrato de compraventa de energía que le dé viabilidad financiera, obra también necesaria para la reinserción laboral de los electricistas en resistencia. El SME demanda que su Cooperativa Luz y Fuerza del Centro tenga acceso a las licitaciones de obra y adjudicación de contratos con el gobierno federal, concluyó.

Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada
Miércoles 21 de junio de 2017, p. 37

Con argumentos sólo co­merciales y no científicos, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó la semana pasada un acuerdo que permite mayor uso de etanol en las gasolinas que se venden fuera de las zonas metropolitanas más grandes del país, lo cual puede generar mayor contaminación y daños a la salud humana.

Así lo advirtió Anaid Velasco, integrante del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), quien subrayó que esto se decidió cuando aún no concluyen las discusiones sobre qué tan nocivo puede ser el etanol en los combustibles, y con el único objetivo de vender gasolinas probablemente más baratas, pero de peor calidad.

En entrevista con La Jornada, la gerente de investigación del Cemda recordó que la norma oficial mexicana NOM-016-CRE-2016 fue lanzada en agosto pasado de forma emergente para cuidar la naturaleza y la salud de la población, después de la gran cantidad de veces en que se tuvo que decretar la contingencia ambiental en 2016.

Más ozono

La mencionada ley –que después se hizo definitiva– prohibía totalmente el uso de combustibles con etanol en las ciudades de México, Guadalajara y Monterrey, además de sus zonas metropolitanas, y limitaba la presencia de ese compuesto a sólo 5.8 por ciento del total del líquido de las gasolinas en el resto del país.

Dicha restricción fue instaurada por la propia CRE a partir de evidencia concreta, tanto de laboratorio como empírica, que demuestra que el uso de etanol en las gasolinas incrementa de manera importante los niveles de ozono en las ciudades, lo cual daña el ambiente y la salud de las personas, destacó el Cemda.

Sin embargo –y pese a que no han terminado los foros de análisis para modificar la norma–, la CRE publicó el pasado 12 de junio un acuerdo que permite el uso de hasta 10 por ciento de etanol en las gasolinas que se venden fuera de las tres ciudades más pobladas, en vez de 5.8 por ciento.

De acuerdo con Velasco, la CRE únicamente ha argumentado que de esta forma se incentiva la competencia entre los distribuidores de gasolina, lo cual podría hacer que el precio del combustible baje, pero hace caso omiso de sus propias consideraciones sobre el daño ecológico y sanitario que causaría el mayor uso de etanol.

Ofrecer gasolinas más baratas, pero de peor calidad, puede volverse un incentivo perverso para distribuidores y consumidores, y pasa por alto los daños a largo plazo causados por la contaminación ambiental, que causan pérdidas equivalentes a 3 por ciento del producto interno bruto, añadió.

http://www.jornada.unam.mx/2017/06/21/sociedad/037n2soc

No hay comentarios:

Publicar un comentario